¡¡OAAARGH!!
Si aún no has cumplido 14 añitos llama a papá, mamá o a tu tutor para que lea este mensaje

utiliza cookies propias y de terceros para fines analíticos y de personalización. Más información.

Tu padre, madre o tutor  puede pulsar “Aceptar” si consiente el uso de todas las cookies. También puede configurar las cookies, o rechazarlas

El banner sobre cookies permanecerá visible hasta que exprese sus preferencias. No utilizaremos ninguna categoría de cookies distintas de aquellas que sean estrictamente necesarias para que funcione la página web si decides rechazarlas todas.

Configuración de Cookies:

    acrossmyuniverse

    Llega Halloween, es una fiesta que o gusta o no gusta, los niños suelen pasarlo genial, disfrazándose y recogiendo caramelos, pero a veces puede dar miedo, o miedos que ya existen pueden pronunciarse. ¿Cómo vencer esos miedos?

     

    • Lo primero, y aunque sea algo de lo más lógico para no hacer, no debemos reírnos de sus miedos, ni ridiculizarlos. Solo conseguiremos que se sientan peor y no querrá compartir nada más con nosotros.
    • No mentirles, pero tampoco aumentar su miedo y mucho menos transmitirles nuestros miedos.

     

     

    tips

     

    • Si el caso es miedo a la oscuridad, disponemos de muchos recursos a nuestro favor, luces quitamiedos, “en casa tenemos una tortuga con luces y sonido, que además de tranquilizar y relajar ofrece una luz tenue que le acompaña hasta que se duerme, al ratito la tortuga se apaga sola” ; hacer teatros en penumbra como por ejemplo sombras chinas, cuentos:

     

    tips2“Flashlight” Ed Chronical Books

    “El monstruo que se comió la oscuridad” Barbara Fiore editora

     

    • No debemos hacer “terapia de choque”, si tienen miedo a la oscuridad meterles en una habitación oscura solos, o si les dan miedo los monstruos obligarles a ir a una fiesta llena de gente disfrazada de monstruos.

     

    • Una amiga le daba a su hija “Spray contra monstruos” la pequeña solo tenía que pulverizar la habitación con ese spray especial y los monstruos ni se acercarán, es una forma de darle autonomía en vencer sus propios miedos, poco a poco.

     

    • Si quieres celebrar con ellos Halloween, háblales de la fiesta, de los disfraces, que sean ellos quienes elijan su disfraz o quienes ayuden en su elaboración, lo mismo con las clásicas calabazas, de pequeña, vaciaba y decoraba las calabazas con ayuda de mi padre.

     

    • Hablar, hablar y hablar, sobre las cosas que les dan miedo, a veces pueden parecer tonterías para nosotros, pero que a ellos les da una terrible angustia.

    acrossmyuniverse