clarabmartin

Ahora que damos por finalizadas las Navidades no penséis que por ello acaba la época de diversión para los más pequeños. ¡Noooo!. Enero es sinónimo de frío y con él llega…¡la nieve!. Y si hay un lugar donde los niños se divierten a lo grande, es pasando un día en la nieve.

2

Cada invierno nos escapamos al menos un día a la montaña en busca de nieve, para las niñas se convierte en todo un súper dinoplan. Ese día nosotros nos ganamos la medalla a los mejores padres del mundo por aguantar estoicamente bolazos de nieve o congelarnos las manos para hacerles una copia exacta de Olaf.

1

Si estáis planeando un día o una escapada a la nieve con los pequeños de la casa, os dejo los siguientes consejos para disfrutar de forma segura de una jornada de nieve.

  1. Para aguantar todo el día a temperaturas bajo cero es importante que los niños lleven ropa y calzado específico para nieve. Las camisetas y leotardos térmicos son muy recomendables ya que retienen el propio calor corporal manteniéndoles más calentitos. Tampoco es conveniente abrigarles en exceso ya que pueden acabar sudando, y la humedad en el cuerpo es contraproducente.
  2. Da igual cuantas capas les pongas debajo del abrigo, calcetines, leotardos, gorro, bufandas, guantes, que siempre hay un lugar donde se les cuela la nieve y acaban mojándose. Llevad en el coche ropa de cambio por si acaso.
  3. Aunque esté nublado es muy importante protegerles del sol con una crema de protección alta. Con la altitud aumenta el efecto dañino de los rayos del sol, y si a eso le añadimos el efecto espejo que produce la nieve reflejando los rayos ultravioletas, se debe tener especial cuidado para evitar quemaduras.  No hay que olvidarse de aplicar la crema cada dos horas y proteger los labios también.
  4. Las gafas de sol con protección 100 % UVA y UVB son imprescindibles para los niños. Los efectos de los rayos ultravioletas pueden ser especialmente perjudiciales para los ojossi no los protegemos correctamente.
  5. Tirarse en trineo es una de las actividades favoritas de los niños en la nieve. Por seguridad busca una zona delimitada para trineos, y deslízate con ellos. ¡Es divertidísimo!. Es recomendable que los menores usen casco, ya que puede haber piedras ocultas bajo la nieve.
  6. Jugar en la nieve es agotador y consume muchas calorías así que es importante llevar agua y algo de picar para mantener a los niños hidratados. Es buena idea elegir una zona de nieve que cuente con restaurantes y otros servicios, sobre todo para entrar en calor y recuperar fuerzas rápidamente si es necesario.

3

Y para terminar una jornada de helada diversión nada mejor un chocolate calentito para atemperarse. ¡Seguro que los niños no olvidarán fácilmente este día de invierno!

clarabmartin